¿Ser colaborador o distribuidor?

¿Quiere colaborar con nosotros? ¡Nosotros le damos la bienvenida! Abajo detallamos las dos distintas formas en que trabajamos con colaboradores que no están en plantilla pero sí gestionan la venta a terceros. Puede elegir la forma que más se acopla a su perfil y su filosofía comercial.

Colaborador El colaborador, sea empresa o particular, nos representa en su sector de mercado, ámbito territorial o zona de influencia. Puede realizar el proceso de venta a terceros, en todo momento respaldado por nuestros profesionales y técnicos. Si lo estima oportuno, puede pedir apoyo comercial también. Cuando la venta se da por concluida, nosotros nos hacemos cargo de su trámite y servicio postventa.
Distribuidor El distribuidor se caracteriza por la capacidad de gestionar de cara a terceros la totalidad del proceso de venta, suministro y servicio postventa. Aunque en todo momento se encuentra respaldado por nuestros profesionales y técnicos, y siempre está cubierto por la garantía de nuestros productos, la gran diferencia con el papel de colaborador es que de cara a terceros, el distribuidor asume el papel de proveedor.

En caso de ser una empresa de servicios energéticos (ESE), un distribuidor de productos de iluminación, o si está buscando pantallas de video LED, no dude en contactar con nosotros. Nuestros productos de garantía y la multitud de referencias en canales distintos como retail, mayoristas, hostelería, hoteles, comercio, eventos e industria garantizan el apoyo de un socio que le facilita el éxito.
Para apoyar el proceso de venta, ofrecemos a nuestros colaboradores y distribuidores una amplia gama de herramientas, como por ejemplo apoyo logístico, formación tecnológica, estudios económicos y tecnológicos de proyectos, y el respaldo de una empresa con décadas de experiencia en el sector.